Recorrido profesional

 

 

Desde el tiempo más lejano en mi recuerdo me veo ligada al deseo de ser médica.

 

Gracias a que existían otros médicos en mi familia, pude estar en contacto con la asistencia desde antes de entrar en la Facultad.

 

Me dejaban estar mirando en un quirófano una intervención… o acompañaba a mi primo mayor, que era el médico, a las visitas a casa del enfermo… o a veces, sentada al lado de él, escuchaba y observaba como atendía pacientes en la consulta externa del hospital. Todo esto ocurría, claro, en un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires, y yo era una adolescente. De modo que cuando entré en la Facultad, sabía con bastante claridad lo que quería hacer. Siempre me gustó escuchar, por enterarme de quién era ese ser que tenía delante, la mayoría de las veces, sufriendo.

 

Leer mas ...

 


 

Ver menú de la izquierda