Novedades  

  

Cáncer de cuello: Por qué Vacuna…..en lugar de más Citologías?
 

 
El virus del papiloma humano se transmite por contacto (no por fluidos sexuales) durante las relaciones sexuales.

 
El uso del preservativo disminuye el contagio, pero no lo elimina.

 
Algunos tipos de virus del papiloma humano, tienen capacidad oncogénica, y provocan mitosis sin control, displasias, carcinoma in situ y cáncer de cuello uterino.

 
El virus es causa necesaria pero no suficiente para desarrollar un cáncer.

 
La pobreza el tabaquismo, y otros factores desconocidos son claves para el desarrollo de la enfermedad.

 
Las mujeres se contagian al comienzo de sus relaciones sexuales coitales. Muchas veces la infección se resuelve y no deja lesiones.

 
Importa la infección que se mantiene por más de dos décadas.

 
La infección permanente es lenta, pues lleva hasta 10 años para producir lesiones precancerosas, y otros 10 para producir un cáncer.

 
Me pregunto por què esta tan importante preocupación de las autoridades sanitarias por el cáncer de cuello uterino siendo España uno de los países con incidencia más baja del mundo en esta patología.

 
Es curioso que un tumor de baja frecuencia… de desarrollo muy…pero muy lento… de fácil detección precoz por un método económico como es la citología periódica… de diagnóstico seguro, y tratamiento eficaz se haya convertido mediaticamente en algo tan importante como para crear una vacuna.

 
El 80% de las muertes por cáncer de cuello en España se produce en mujeres que no han tenido acceso a una citología periódica, a la vez que un gran porcentaje de citologías se practica a mujeres de manera innecesaria ya que no son las que pertenecen a grupos de alto riesgo.

 
Cómo es posible interesarse tanto por un futuro hipotético e incierto como el de la vacunación y tan poco por el presente de muchas mujeres de hoy.

 
Creo que estamos frente a la creación nuevamente de una “epidemia” para vender un producto de la industria farmacéutica.
 
Dejemos en paz a nuestras niñas, y protejamos sus cuerpos de opciones e intervenciones poco claras como lo es esta vacunación.
 
Sabemos que las mujeres que padecen un cáncer de cuello, en la inmensa mayoría no han tenido una citología previa ni única ni periódica. Pues creo es precisamente ésto lo que deja traslucir el tema….la necesidad de hacer más esfuerzo con las citologías.
 
El cáncer de cuello era una de las principales causas de muerte en Estados Unidos, hasta la introducción de las citologías en la década de los cuarenta. Hoy esas muertes han disminuido a más del 80 %.

 
Si realmente en España no hay ninguna epidemia de cáncer de cuello, si además no parece tan claro el beneficio que va a aportar la vacunación, al menos en el momento actual del conocimiento, si es posible que en unos años se tenga información mas contundente que nos ayude a decidir…por qué no demorar la decisión y aprovechar para mejorar los programas de cribado poblacional para detectar precozmente este cáncer en las mujeres de más alto riesgo como lo son las inmigrantes, prostitutas, marginales, etc.
 
Promover la práctica de las citologías cada año en esos grupos poblacionales en lugar de cada tres años como se ha determinado últimamente sin tener en cuenta las diferencias de la población femenina, creo es la primera medida a tomar, en vez del desmesurado gasto, tanto económico como para las niñas que supone esta vacunación
 
Esta vacuna es la primera que se refiere a una conducta sexual personal.
 
No sabemos aún de que manera pero seguro afectará en las distintas formas de la sexualidad humana.
 
Y por último…. no dejemos de leer entre líneas el mensaje de que ni las mujeres vírgenes, ni las que tengan pareja monógama “perfecta” se infectarán nunca.
 

 
 Dra. Mónica Puga
 

Leer mas ...

 


 

Ver menú de la izquierda